Páginas vistas en total

sábado, 16 de julio de 2016

Compartiendo











Un recuerdo que tengo de cuando era pequeña y que todavía me encuentro en las puertas de las casas cuando realizo las visitas por mi trabajo, aunque es verdad que cada vez menos, es la imagen del Sagrado Corazón de Jesús en las puertas. Es cierto que cada vez menos, porque debido al cambio de los tiempos, muchas personas han cambiado las puertas de sus casas, y ya son blindadas y por la falta de respeto de los vecinos, esas placas han ido desapareciendo o se han puesto en el interior de los domicilios.

Esa misma tradición la hemos compartido con los sefardíes españoles durante muchos años, ellos en las puertas de sus casas ponen la “Mezuzah”, se trata de una cajita de madera o metal, como la de la foto, que en su interior tiene una serie de oraciones del Deuteronomio 6, 4-9 y 11, 13-21, escrito sobre un “klaf” o lámina de cuero labrado de animal Kasher. En su interior se escriben las letras SH-D-I (Shadai), uno de los nombres de Di-s de Israel, al que se le da el siguiente significado: SHOMER (cuida) DLATOT (puertas) ISRAEL (de los Israelitas). Todo ello se coloca en el dintel de la puerta de entrada de los hogares y locales sefardíes, del lado derecho e inclinada oblicuamente sobre la jamba derecha de la puerta. Significa la presencia de Di-s santificando la casa. La “Mezuzah”, no es en si la cajita, si no el pergamino que está en su interior y que en ellos se encuentran los textos que hemos señalado

Como veis, volvemos a encontrar similitudes muy próximas entre las costumbres sefardíes (y por ampliación del resto de los judíos del mundo, obviamente, pero me gusta usar la palabra sefardí por la proximidad a nuestra cultura) y las costumbres posteriores españolas-cristianas.

Yo os animo a que las leáis e interioricéis estas palabras, porque son palabras del Deuteronomio muy bonitas.

“Escucha Israel. El Señor nuestro Dios es el único Señor. Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza. Queden en tu corazón estas palabras que yo te dicto hoy. Se las repetirás a tus hijos, les hablarás de ellas tanto si estás en casa como si vas de viaje así acostado como levantado; las atarás a tu mano como una señal y serán como una insignia entre tus ojos; las escribirás en las jambas de tu casa y en tus puertas”

Es costumbre, cuando se cruza el umbral de las puertas, tocarla con los dedos y besarla, recitando “Guarde el Señor mi entrada y mi salida, desde ahora y para siempre”(Sal. 121, 8).

Os recomiendo que leáis un poco mas de esta tradición en los estudios realizados por Dña. Virginia Rodríguez López (Licenciada en Historia del Arte) y presentados en su ponencia “La Mezuzá: Tradición y Ritual”.

Como veis el ser humano comparte muchos rituales de protección en común y el hecho de que dos comunidades hayan compartido espacios muy próximos en el tiempo y en el espacio durante siglos en España, hace que haya habido un trasvase de tradiciones y costumbres que ha llegado hasta nuestros días aunque para unos y para otros haya podido desaparecer o diluirse el significado que tuvieron en tiempos pasados. Aquí no podemos decir que si fue antes la Mezuzá o el Sagrado Corazón, porque a diferencia de que fue antes si el huevo o la gallina, está claro que la tradición de la Mezuzá fue anterior a la existencia de las placas del Sagrado Corazón, pero vemos como con el paso del tiempo aquellas casas de safardies conversos adoptaron la costumbre de quitar o disimular la Mezuzá con una cruz para que quedara clara su conversión y no hubiera dudas, pese a que todos sabemos que muchos mantuvieron sus ritos y costumbres judías en el interior de sus casas. Pero sabemos que cara hacia sus vecinos era importante para su tranquilidad y protección que todo su entorno supiera de su conversión. Y a colación de esto os cuento otro detalle que averigüé hace tiempo sobre ese interés en que los vecinos supieran que eran nuevos cristianos. 

Una costumbre que arraigó entre ellos fue cuando se hacía la matanza del cerdo, se invitaba a los vecinos o se les regalaba algo de la matanza, para que quedara claro que ellos ya comían cerdo, algo que en la tradición culinaria sefardí era impensable, era una manera de congraciarse con los vecinos y dejar lo más claro posible que su conversión había sido auténtica. Tradición que también se ha mantenido, convirtiéndose antiguamente en los pueblos el tema de la matanza del cerdo en una cuestión en la que estaba implicada una buena parte del vecindario tomándolo como un día de fiesta en la que se contaba con vecinos y amigos para que echaran una mano y en la que culminaba con una jornada de convivencia.

Independientemente de si la conversión era real o ficticia, vemos de nuevo y trato de buscar sin forzar, una relación entre las costumbres de ambos pueblos que han ido colándose en nuestra forma de vida cristiana y que vienen de las costumbres y formas de vida de un pueblo que está íntimamente ligado a nuestra historia, pese a que nosotros mismos muchas veces renegamos de esas costumbres por miedo a que nos tachen de “antiguos o carcas”. Todavía vemos a personas mayores que tienen la costumbre de santiguarse cuando salen a la calle, pidiendo protección para su jornada diaria. Algo que como ya habéis leído hacia el sefarí al salir y entrar en su hogar cuando tocaba con los dedos la Mezuzá. Costumbre que también teníamos en las Iglesias con el agua bendita que estaba en las pilas, algo que con el paso del tiempo hemos perdido y que yo personalmente añoro, no por el significado supersticioso, si no porque vamos perdiendo tradiciones poco a poco y como he hablado en otros artículos, vamos acogiendo otras que no tienen nada que ver con nuestra cultura, que no son malas en sí mismas, pero que en sí, por acoger unas, perdemos las nuestras; pues no le veo yo color al tema de asumir lo de otras culturas por el hecho de parecer mas “guays”, como dirían ahora.

Si nos movemos un poquito más allá en el tema, recuerdo que cuando compramos nuestra casa y entramos a vivir en ella, los amigos nos regalaron aceite y sal, creo que era, como símbolo del nuevo hogar, aunque nuestra intención fue bendecirla, pero me temo que los párrocos de la zona donde vivimos nunca estuvieron por la labor de realizar esas tareas. Pero la tradición siempre ha sido esa, bendecir el nuevo hogar, ya sea por un sacerdote con una serie de oraciones y agua bendita, ya sea por los propios miembros de la familia. Esa misma tradición existe en otras comunidades y en la sefardí no podía ser menos.

Bendición de una casa sefardí: 

· Al mudarse a una nueva casa, las familias judías tienen que colocar la mezuza como hemos dicho “mezuzá” (un pergamino grabado con frases en hebreo del Torá)en la jamba de entrada de la casa.

· Cuando el mezuzá esté instalado, recita la siguiente plegaria “Bendito seas, Ado-nai Di-s nuestro, rey del universo que nos santificó con sus preceptos y nos ordenó colocar la mezuzá”.

· También se cree que el jueves es el mejor día para mudarse a una nueva casa, que el pan y la sal deben ser los primeros objetos en entrar a la casa (y como habéis visto, aquí también existe la tradición, pero con aceite y sal) y que poco tiempo después de la mudanza se debe organizar una “Janukat Habait” o fiesta de bienvenida, en la cual los amigos y la familia se reúnen y se recitan palabras del Torá (que en nuestro caso también se realizó, puesto que hicimos la cena bienvenida entre los amigos que nos habían ayudado a instalarnos)

· Durante la fiesta de bienvenida, es una tradición comer la primera fruta de la nueva estación mientras se recita la plegaria del “shehecheyanu” de la siguiente manera: “Bendito seas, Ado-nai Di-s, rey del universo, por mantenernos con vida y preservarnos y permitirnos vivir este día”. 

Seguro que si hacéis memoria, algunas de las cosas que os he contado, también las habéis vivido, realizado o visto a lo largo de vuestra vida. Posiblemente es discutible la relación que he querido dar entre todos los hechos, pero teniendo en cuenta que una cultura, costumbre y religión está íntimamente ligada con la otra, ya os dejo a vosotros que saquéis las conclusiones que más gusten.

SHABBAT SHALOM

Mara Herrera



N.T: como veréis varias veces, suelo escribir Di-s, o aparecerá escrito otras veces D-os, es la costumbre sefardí de no escribir el nombre del Creador, como forma de respeto, y se le suelen por eso dar otros nombres, como Adonay, Yavhe, Elohim….siguiendo el mandamiento de “No dirás el nombre de Di-s en vano” Y como me encantan las tradiciones, suelo ejercerlas siempre que puedo.

martes, 14 de junio de 2016

Cuando llega la hora de las alabanzas






         Esta semana mientras estaba en una reunión del colegio tratando un tema de mi hijo pequeño, un alma caritativa de esas que abundan mucho y a la que yo mas bien califico de la "cotilla del barrio" se apresuró a llamar mi atención y contarme la noticia de la muerte unas horas antes del Párroco de la Iglesia de Santa María de Valdelagrana, zona donde residimos habitualmente, aunque ya hace dos años largos, desde la comunión de mi hijo pequeño que cerramos tras nosotros la puerta de la asistencia a esa parroquia a la que no considerábamos como nada nuestro.

         No diré que nos amargó la Comunión del niño porque sería darle mucho protagonismo a este personaje que como bien sabemos cuando pasan estos luctuosos hechos, les llega la hora de las Alabanzas y uno se plantea llegado el momento si vale la pena remover viejos comentarios mentales o es mejor dejar pasar el tiempo, pero como yo soy muy refranera o de frases similares me he acogido al igual que los americanos que se acogen a la quinta enmienda,   y así esta humilde blogguera lo hará a esa magnifica frase de "Al Cesar lo del Cesar y a Dios lo de Dios" que viene muy al caso por quien lo dijo. 

       Me hubiera gustado ver por un agujerito a todas aquellas personas que entre "lameculos y los típicos metiches y correveidiles" de la parroquia llenarían el recinto con caras compungidas y gesto lastimero, casi ni dejando sitio a aquellas personas, lo mismo alguna había, no vamos a dudarlo, que de verdad sentía la perdida de este personaje. Y llegados todos al punto de las alabanzas y loas por el difunto, llego a pensar que por caridad cristiana podría dejarlo pasar, pero va a ser que no. Cuando me comunicaron su fallecimiento, por la ética que practico no me alegré, aunque su paso al otro mundo tampoco ha supuesto que se haya desmontado una casa, dejando viuda e hijos, por lo que su pérdida queda en mi registro como una circunstancia normal en la vida del un ser vivo.

       Para mi, un párroco tiene tiene dos funciones, una terrenal y otra espiritual, el ministerio y el ser funcionario eclesiástico (como gestor de una parroquia) todo en una persona y la cosas aquí no era ni de buena gestión  ni en una dirección ni en la otra. Gestionaba la parroquia como un mero cortijo personal, comentario que le costó a un parroquiano en su día la expulsión de la casa parroquial,  que no de la Iglesia, porque es distinto y aunque luego se llegó a una "entente cordiale" eso nunca lo asumió, que alguien le recordara que está para el servicio de sus parroquianos, no para hacer su santa voluntad y del trabajo parroquial que debería desarrollar vimos mas bien poquito, ni queria grupo de Cáritas ni grupos pastorales ni nada de nada, catequesis y pastoral de adultos, poco mas. Alegaba que es que la gente no quería y puedo garantizar que voluntarios seguramente serían pocos, pero tampoco dio nunca pié a demostrar que tenía razón que conociéndolo como lo conocíamos lo cierto es que no movía un pie muy lejos del otro.

          No tuvo nunca "don" de gentes a no ser que pensara que con eso podría sacar algo de esas personas. Era comodón, en verano ponía el contestador automático en el teléfono parroquial para que no le molestaran, alegaba que es que la gente le llamaba para preguntar por las horas de misa y era muy molesto,  obvio decir que no le intentaras llamar si por un casual te iba la vida en ello y querías la "extremaunción". 

          Discriminaba a los niños a la hora de su participación en la comunión por el mero hecho de no ir a su parroquia a misa aunque sabía perfectamente que algún niño iba a otra parroquia por otros motivos, se le comentó que si necesitaba un justificante del otro párroco donde asistía el catecúmeno para que no tuviera dudas de su asistencia a misa y ante esa sugerencia como le dio un ataque de "soberbia manifiesta" se tuvo que callar, pero hizo todo lo posible para que ese niño no participara en nada durante su comunión, ni lecturas,  ni peticiones, ni nada de nada, llegamos a pensar que lo mismo hasta llegaba a negarle la comunión en el ultimo momento.

         En uno de sus berrinches habituales, al no saberse bien los niños de catequesis una oración como el consideraba que deberían de saberse, suspendió las promesas del bautismo de ese año, y esa ceremonia no le dio la gana de celebrarla como siempre se había hecho, con la solemnidad y la forma que requería. Creo que los niños ni se enteraron de lo que estaban haciendo.

           Llegó a insinuar que una niña que tenia una ligera minusvalía tampoco participaría en ningun acto dentro de la comunión, ni ofrendas, ni lecturas, ni peticiones, no fuera a interrumpir con su minusvalía el acto, cuando era una niña perfectamente adaptada y acogida por sus compañeros que a su vez eran compañeros del colegio, se logró que entrara en razones pero costó porque era de "Graná" de los de la mala "folla" y cabezón por igual.

           Mas de un niño se negó en su día a seguir en catequesis y no hizo la comunión, o los mas convencidos, cambiaron de Parroquia a otra del Puerto de Santa María, la Parroquia de la Palma, que durante muchos años tuvo un "llenazo". Eso de "dejad que los niños se acerquen a mi" no era precisamente su lema

          Acabó aburriendo y echando a los Scouts que estaban en la Parroquia y al final dejaron de ser de los grupos de scouts católicos, y se pasaron a ASDE, que son aconfesionales.

          Llegó a adelantar porque le convino a niños que no estaban preparados para que hicieran la confirmación con la idea de que como iba el Obispo y para quedar bien, el grupo fuera mas grande, casualmente algo debió de pasar porque ese año el Obispo no fue a la confirmación, la celebró el Vicario General.


            Todas estas y muchas cosas son las que llegada la hora de la alabanza, se correrá un tupido velo, pero hoy me he levantado con esas ganas de dar el golpe en la mesa y decir, pues conmigo no. Muchas personas pensarán que por qué no hicimos nada y sí lo hicimos ya que se mando una carta con estas mismas cosas que he narrado aquí y otras muchas mas, como su problemática con el alcohol y sus desplantes y movidas al Obispado a título informativo y nada de anónima, con nombres y apellidos, poniéndose el Vicario en contacto tanto con mi marido como conmigo y narrándole lo mismo de viva voz y ofreciéndonos si se necesitaba de nuestra presencia, porque nosotros no nos escondíamos. 

           Sabemos que el Vicario le hizo una visita, lo que obviamente le puso mas a mal y nos acusó de denunciarlo, que lo llamara como le diera la gana, nos traía totalmente sin cuidado, pero no íbamos a permitir que el día de mañana nuestros hijos pensaran que nosotros eramos de los "lameculos y correveidiles" habituales, que mucho quejarse en los bares, pero luego siguen con la antigua escuela de "¿Y como vamos a decir nada del cura?", pues se dice lo mismo que se diría de cualquier funcionario civil o militar que no realiza bien su trabajo y es un irresponsable, se le comentaría a su superior que ya tomaría la decisión que creyera conveniente.

         Por supuesto nada cambió en la Parroquia, ni pensábamos que iba a cambiar, pero nosotros nos dimos esa satisfacción y que quien me lo tenga que tener en cuenta me lo tenga, pero lo que está mal está mal aquí y en cualquier otro sitio. No volvimos mas porque no queríamos perder el tiempo allí y seguimos nuestra vida, porque como le dijimos al Vicario, nosotros seguiremos yendo a misa donde tengamos que ir porque Dios, si está desde luego no es de exclusividad de la Parroquia de Valdelagrana.

        Ahora que la vida ha pasado la factura, como ha de pasársela a todo el mundo, aprovecho para decir todo aquello que mientras unos deciden que sean alabanzas yo he decidido que sean nuestras realidades. Habrá personas que pensarán que exageramos o que tuvimos o tenemos mala baba, pues puede ser, pero no por ser cura, o estar muerto vamos a decir a todo que si y tener que negar lo evidente, no fue capaz de llevar adelante un proyecto como es una Parroquia y eso ya creo yo que no hay quien lo levante.

         Descansa en paz y que tardemos los demás mucho en acompañarte y el día que nos llegue la hora, a mi que me toque por otra zona, gracias.


PD. Esto también va dedicado a todas aquellas personas, cotillas, metiches de bar, candelabros y floreros que hacen de su vida un estar en la vida de los demás. Esos tampoco los quiero en mi entierro, dejaré una lista antes para que no les dejen pasar.

viernes, 4 de marzo de 2016

Caminando hacia la primavera



       Ahora que estamos en fase de "interregno" pienso que es el momento más tranquilo que ha vivido España en los últimos años.

       Está ocurriendo algo similar a lo ocurrido en Bélgica años atrás, que llegó a estar mas de 500 días sin gobierno y el país siguió en pie y todo funcionaba. No se dividió en dos países, porque los valones y los flamencos andan con la misma idea que aquí los catalanistas. Tampoco Bélgica se derrumbó económicamente, muchos pensarán que en este país hay poco que derrumbar, pero no nos engañemos, no , no ha habido tanta huida de capitales, ahora están en "standby" a la espera de los resultados,  movimientos hay, pero nada de caos. Sin "decretazos" ni grandes huelgas o protestas, aunque habría que destacar como anecdótico la protesta del "Langui" ante el servicio publico de autobuses. La verdad que ¿a quién le vamos a llevar nuestras protestas?

       A nosotros nos pasa como en Bélgica, por una vez la organización estatal española basada en las CCAA, con sus amplias competencias en economía, cultura, lenguas, educación, sanidad, hacen que el sistema siga funcionando como un reloj bien engrasado. Aunque muchas veces se ha criticado al funcionario por su posición privilegiada (que habría mucho que hablar sobre ese tema), todos estos funcionarios están realizando su labor con o sin gobierno, que el sistema puede ser mejorable no tengo la menor duda, pero las personas que tienen derecho al paro lo siguen cobrando, se siguen dando citas para los médicos y se operan enfermos, los niños van al colegio, la vida sigue definitivamente igual como cantaba Julio Iglesias.

       Fueron 541 días en Bélgica en los que al final todo se solucionó, y pasadas las primeras etapas de inquietud solo los medios y periodistas políticos hablaban del tema. Aquí pasará igual, llega la Semana Santa y las Ferias y la mente se relaja, la vida cotidiana con sus alegrías y problemas acabara anteponiendose a algo que a muchos nos pillara según pasen los dias, como algo ajeno (suponiendo que al final vayamos a nuevas elecciones opción con la apuesta mas alta).

       Y aquí encima con la bajada de la gasolina andamos un poquito mas holgados. En Bélgica incluso el producto interior bruto subió, el déficit público se redujo y el paro bajó, desde luego "Spain is different", pero aun así hay esperanzas.

       Otra idea que ha reflexionado tras ver los discursos de investidura (los resúmenes, todo hay que decirlo) y las votaciones, es que se echa de menos una verdadera libertad de voto, hubiera sido mas interesante sino existiera la disciplina de partido para el voto. Creo que los diputados estarían mas atentos y no sólo pendientes de levantar la mano a la "voz de su amo" y no entiendo esa disciplina ya que si están convencidos los que ingresan en las filas de los partidos ¿por qué ese encorsetamiento? ¿o no están tan seguros que necesitan ese control?.

       Al final he sacado dos ideas fundamentales de estos días, que no se vive tan mal sin gobierno y que la democracia sería mas real sin la disciplina de voto en los partidos.

       Las luces y las sombras de este inicio del año que avanza seguro hacia la primavera.

sábado, 16 de enero de 2016

No me siento identificada



     Esta semana después de las vacaciones de Navidad hemos empezado la vida cotidiana con bastante fuerza, sobre todo en lo que se refiere a la apertura del nuevo curso político. Lo hemos iniciado con una imagen mas informal de lo habitual, aunque como últimamente este inicio ha sido a golpe de impulsos, y con los convulsionados que estamos creo que deberíamos de asentarnos un poco para ver si dejan de removerse los posos que luego está todo muy turbio.

     Ha habido actitudes y comentarios de lo mas variado aunque me ha molestado mucho la falta de respeto que se ha manifestado en esta nuestra querida España en la que siempre nos empeñamos en tocar los extremos los de un lado y otro.

     Pero a mi lo que me ha llegado al alma ha sido la puesta en escena de la reivindicación de Carolina Bercansa (que si, que también hay corrupción, pero si se remueve el poso este se asienta donde quiere) porque me ha reafirmado en lo que siempre he sido, la Madrastra de Blancanieves o una Malamadre como diríamos ahora mas finamente.

     Siendo clara, no me ha gustado su gesto y no me he sentido identificada y voy a argumentarlo,  porque me gusta aclarar mis ideas para saber si me equivoco.

     He visto que en el programa de Podemos una de sus demandas son las guarderías gratis hasta los 3 años, algo económicamente complicado pero loable y razonable en su intención. Pero curiosamente las personas que se denominan "progres" se les echóaron encima declarando que a esa edad los niños tienen que estar con sus madres, lactancia, salud mental y física del bebe etc, y para colmo algunos y algunas han colgado foto de mujeres de principios del siglo pasado con sus hijos en las fabricas y la guinda han sido los comentarios varios de personas que en un alarde solidario y empático han manifestado que "sus madres los llevaban al trabajo" y automáticamente me ha venido la imagen de las mujeres en el campo desriñonadas y con sus hijos a la espalda, ya sabéis la España de los extremos a la que yo también pertenezco y me han dado ganas de arañarme la cara. 

     ¿Para eso han luchado y muerto mujeres? Me temo que no, ellas lucharon por mejorar las condiciones laborales tanto higiénicas como de horarios, por la equiparación de los sueldos y últimamente por la conciliación de la vida familiar y laboral.

     ¿Y ahora pretenden convencerme de que vuelva a cargar con mi hijo en mi vida laboral?

     Algunas personas argumentan que según el pediatra o psicólogo tal o cual es lo mejor para la salud del bebe y que sería algo voluntario, aunque normalmente quien dice esto suele pensar que quien no sigue esa receta es una Malamadre, pues lo siento pero me niego. Todo tiene su tiempo y su lugar y eso es lo que hay que conciliar.

     Tuvimos a una mujer como la diputada de IU Ángeles Maestro como la primera mujer que llevó a su bebe al Congreso y luchó por una guardería y a Carme Chacón que logró junto con otros diputados 15 años después que se llevara a cabo el proyecto. No podemos avanzar y ahora en nombre del progreso decir que lo único y exclusivo que es bueno para un bebe es el estar con su madre los primeros años de su vida ¿cuantos años? porque hay quien tienen la lactancia hasta los 3 años y el padre qué ¿no entra en esta ecuación? Por cierto Ángeles Maestro no está de acuerdo con la actitud de Carolina ¿también la acusamos de retrógrada?ella comentó  que la reivindicación siguen siendo necesaria "Las guarderías públicas son un escándalo, no cubren ni el 10% de la demanda, y las privadas son tan caras que algunas mujeres dejan ahí el sueldo, lo comido por lo servido. Es de juzgado de guardia"

     Susana Camero del PP (para que haya opiniones de todos los lados) "La mayoría de las mujeres no tienen esa suerte y al despreciar la existencia de este recurso que nos costó tanto conseguir está haciendo flaco favor. La forma de reivindicar que este servicio se extienda a otros centros de trabajo es usándolo, no rechazándolo para hacerse la foto"

     La socialista Carmen Montón una de las impulsoras del voto telemático "Se trata de que el Estado del bienestar cubra las necesidades, que haya escuelas infantiles y ayudas a la dependencia. Que podamos desarrollar nuestra labor profesional y nuestros mayores y menores estén atendidos. Lo demás sirve para una foto, pero para nada mas"

     Por eso me siento tan poco identificada con Carolina, porque su reivindicación hubiera sido mas simbólica con el tema de la guardería para el 80% de las mujeres trabajadora, que por la salud de sus bebes no los deben de llevar al trabajo y ni que decir tiene para la buena realización de su trabajo, hay que ser madre 100% y trabajadora 100%, no hay medias tintas. Con la imagen de Carolina parece que se nos condena a volver a las cavernas a dar de mamar mientras el hombre sale a cazar el mamut.

     Seamos serios, que se apliquen las leyes que ya existen, que se abran guarderías, que haya una aplicación real y efectiva de la baja maternal, que creo recordar que las diputadas no tienen y por eso el voto telemático y una equiparación del sueldo entre hombre y mujer, además de evitar preguntas cuando se nos va a contratar sobre los hijos que tenemos o queremos tener, que creo que hoy día vale mas en un currículum una ligadura de trompas que un Máster.

     He querido poner comentarios de mujeres con las que me he identificado estos días independientemente del partido al que pertenezcan, posiblemente no estéis de acuerdo con mi argumentación, y si Carolina hubiera dicho yo traigo a mi hijo al Congreso para reivindicar que aunque tengo guardería hay muchas personas que no son afortunadas como yo, pues ole, pero hasta que no haya una legislatura real (que vamos a tardar) y no ves su política social real en este tema, va a ser que no me convence y aun así cuando haya legislatura voy a ser tan generosa que les voy a dejar sus 100 días de gracia.